Entre todas las piezas del juego de Ajedrez, el peón es muchas veces, la menos preciada, pues su valor es de 1. Su movimiento es sencillo. Solamente se mueve hacía adelante una casilla, y jamás regresa. La primera vez que se va a mover, tiene la opción de moverse dos casillas. Otra cosa que hace diferente al peón de las demás piezas, es que come, una casilla al frente, pero en diagonal.

Existe un caso único y especial, donde el peón come de manera diferente y se le llama comer al paso.

Cuando, después de mucho esfuerzos, el peón llega a la ultima casilla del tablero. sufre una promoción, es decir se cambia por alguna piezas a elegir entre Caballo, Alfil, Torre o Dama. Mucha gente desconoce que se puede tener una segunda y hasta una novena Dama en una partida de Ajedrez; La Dama original más una por cada peón.

Los jugadores novatos se distinguen fácilmente por sus movimientos de peones sin un correcto propósito. Los peones son los muros del juego, son piezas que protegen, que definen y que nos dicen hacia donde debemos atacar. Un jugador que apenas esta empezando moverá los peones cuando no sepa que mover. Al hacer esto de manera descuidada, fácilmente crearemos casillas débiles que nuestro oponente puede usar en nuestra contra, para posicionar mejor sus piezas. en un inicio del juego, moveremos peones para liberar nuestras piezas, pero debemos hacerlo siempre con cuidado de no dejar líneas de ataque sobre nuestro Rey por hacerlo de manera responsable.

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *